viernes, 27 de abril de 2012

Coda

Coda

Y pronto, lo que veo se vuelve pena y la pena se va
a la nada. Un pasaje arbolado
y un claro en medio del camino: la risa, la breve, y el reírse
de costado. A lo ancho el corazón expande el tracatrá
y el tracatrá avanza de la pena a la nada.
Vanidad, te has ido lejos, te veo desde acá: entre lo que fue pena
y ahora no es sino puro camino finito
hacia la nada. ¿Qué será?, será,
lo que deba ser será canta
mientras avanza.

Inédito

4 comentarios:

  1. No soy poeta, apenas intento de narradora.
    Este poema me ha conmovido profundamente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Patricia. Mi saludo; Irene

    ResponderEliminar

Loading...