viernes, 3 de diciembre de 2010

¿La verdad?, ¿de qué verdad me hablan?

La mente de águila de un viejo*


I

Mi madre levanta las mortajas de sus muertos, muerde
o chupa, parte
a otra cosa.
¿La verdad?, ¿de qué verdad me hablan?, dice
mientras intenta nadar, atada como está,
hacia una isla. ¡La vida
por la humanidad!, grita espantada, ahora recuerda eso,
ella daba la vida, lo recuerda entre bocado y bocado de un pan
embebido en leche tibia, delirio
en el ocaso y cena.

*Basado en "Un acre de hierba", de W.B. Yeats
***
II

Extiendo la mano no como una mano sino
como si fuera mi pecho.
¿Esto era lo que querías?,
digo y asomo un bocado dulce
entre los dedos.
Mi madre trata de elevarse. Dame, dice,
y atada como está a una silla, estira su mano
hacia mi mano. Es leche, digo,
y endulzo su boca. Es esto.

Inéditos

3 comentarios:

  1. tremendos poemas, estos, Irene... agradecidos saludos.

    ResponderEliminar
  2. Solo algunas personas, con tanta vulnerabilidad nos arrancan ternuras como las de estos versos. SIlencio y contemplación.
    Arcadia

    ResponderEliminar
  3. Huggh, Arcadia... bue, gracias; qué decir si no, Irene

    ResponderEliminar

Loading...