jueves, 29 de diciembre de 2011

LA SOGA

La soga es el vacío
de donde cuelgo, me aferro
al vacío como la soga segura
de mí. Apenas raspa
cada vez que
me abalanzo o tiemblo, el vacío
sostiene mi forma única
de andar, hay vértigo donde
sobra espacio, mi miedo
se pierde cuando cada hilacha
afloja el sentido
concreto de la perduración. La soga
no depende. He preferido atarme
a eso.


De Solo de contralto

10 comentarios:

  1. tremendo este poema, Irene... ah... q bueno... estos textos suyos a uno le quitan el aire -como la soga- salud

    ResponderEliminar
  2. No, no, la soga no quita el aire: es vacío, vacío puro. Gracias, Irene

    ResponderEliminar
  3. esta soga, hablo de esta soga, irene

    ResponderEliminar
  4. "He preferido atarme /a eso". Genial. Me da bronca no tener otras palabras, pero tenía que decirlo.

    ResponderEliminar
  5. Primera vez que leo cosas tuyas, Irene. Leí todo diciembre. Muy impactado -muy favorablemente- por tu decir. Saludos desde Córdoba.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias, Tamarit. Mi saludo a Córdoba desde estos pagos; Irene

    ResponderEliminar
  7. Genial... tampoco tengo más palabras.
    Saludos desde Mendoza!

    ResponderEliminar
  8. tus poemas caen en un lugar que, a mí, me da sosiego, gracias

    ResponderEliminar
  9. Me alegro, anónimo. A mí no tanto, je; Irene

    ResponderEliminar

Loading...