viernes, 22 de octubre de 2010

Como una espada sola

"MÁQUINA DE FARO"
Jorge Aulicino

Echa luz, máquina de faro, así te veo,
ojos y mente irritados, aturdidos,
puestos sólo en el círculo que gira,
no se apaga, gira.
Echa luz, que no sea euforia el viaje
sino entusiasmo, es decir gracia de dios.
Aquí las mordeduras de lo que ayer fue pez,
y la barcaza que va ¿a tierra, a cielo,
a mar abierto va?
La nave es un desastre y tengo sed, y un mascarón también mordido
ridículamente en el costado,
esto es arrogancia del que no sabe o no pudo llegar
¿adónde?, ¿hasta aquí llegamos?

Como una espada sola, atenta y oxidada ruge el faro:
¿No había dios en él, no había mapa? Mírate en su obra,
ruge, y me encandila, hasta estrellarnos, hasta estrellarnos.

**
Lo resaltado en cursiva pertenece y parafrasea uno de los poemas de Máquina de faro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...