domingo, 6 de noviembre de 2011

A la deriva

Casi no veo allá, donde estuve,
alejada ahora,
el haber navegado
desde esa tierra que apenas veo,
empecé a estar, a ser
allí

Sin impulso me fui yendo,
una empecinación acaso
de movimiento pero
sólo eso, sin meta, sin querer
saber adónde iría

¿Y si lo que hice fue naufragar en esa tierra
y ahora me alejo a la deriva, ya no la veo?

4 comentarios:

  1. Me llevó a los 40 años del desierto, a las tierras prometidas y a las lloradas cuando había hambre (EN El antiguo testamento, LA TORAH o como se deba decir
    ... Qué momentos esos!!!! Qué extraño exhilio!Qué orfandad!
    Arcadia

    ResponderEliminar
  2. Uy, ¡qué lejos! Gracias, Arcadia; Irene

    ResponderEliminar
  3. Llegan tus palabras a mi corazón náufrago. ¡Gracias!
    Bibiana

    ResponderEliminar
  4. Gracias por pasar, Bibiana. Abrazo, Irene

    ResponderEliminar

Loading...