sábado, 4 de septiembre de 2010

Como un adolescente tuve fe

FIN DE ESTACION



Como una ciega me puse a oler los maremotos
como una ciega que tiene sed
quiere agua, quiere ver el agua. Como
un gigante aplastado
toqué el pasto
tanteé el suelo, como
una infeliz
deseché mi casa como una infeliz,
como un sabio desgajé una fruta y
como un adolescente tuve fe,
como un muerto tenía un único elemento.
**

El último verso pertenece a Paul Éluard.

4 comentarios:

  1. ahhhhhhhhhhhhhhh impresionante poema

    ResponderEliminar
  2. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, gracias!, irene

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno que hayas abierto este blog para leerte, qué generosa sos, GRACIAS por tu trabajo y por permitirnos acceder a él. Tu poesía es muy bella, Irene.

    ResponderEliminar

Loading...