viernes, 15 de julio de 2011

Herida pequeña es el adiós

El adiós es una herida pequeña,
más leve que el aguijón de la avispa
que marea, enferma,
y es una delicia envenenarse así,
por tan simple contacto.
Herida pequeña es el adiós,
no mata.


Inédito

5 comentarios:

  1. El adiós es una cortada de papel. Lo que escribes, a veces, me perfora.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Susan, de verdad; Irene

    ResponderEliminar
  3. De verdad que perfora, como dice Susan.
    Gracias, Irene. Siempre es un placer

    ResponderEliminar
  4. Bibiana, compraré una perforadora, a ver si me doy cuenta. Gracias, Irene

    ResponderEliminar
  5. Es también el adiós de la avispa, así como el de la abeja, que al insertar el aguijón y luego disponerse a la huida, huye mucho más lejos: ya sin la mitad del vientre huye del lugar y del mundo entero. Algo así como la ley del Talión en el pequeño mundo animal.
    Otro hermoso poema

    ResponderEliminar

Loading...