martes, 23 de agosto de 2011

El único conversador

Sólo en la tumba
una está a sus anchas, dijo
la muerta.
Allí el cuerpo retoza
y el alma pide a gritos silencio.
Sólo en la tumba
una se desplaza y siente
por primera vez
la frescura del barro, la
ilusión
de que el único conversador
puede ser
el olvido.

De La calma (Libros de Tierra Firme, 1991), recopilado en La mitad de la verdad (bajo la luna editorial, 2008)

2 comentarios:

  1. [aguardando o corpo da terra, o corpo da letra que a ressuscite]

    um abraço,

    Leonardo B.

    ResponderEliminar
  2. O ambas. Gracias, Irene

    ResponderEliminar

Loading...