domingo, 17 de octubre de 2010

Dame en la boca, madre

Dame de ese cántaro, madre,
que llueven gotas de leche,
caen en mi boca
desde tu cántaro de dos picos.
Dame en la boca, madre, que
de tu leche llueven gotas, sombrías
como cántaro cascado.


De La dicha, recopilado en La mitad de la verdad, bajo la luna editorial, 2008.

2 comentarios:

  1. Muy bello. Tanto que estremece. Sugiere. Y uno se queda pensando, inundado de melancolía y ternura.
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Juan Carlos; mi saludo, Irene

    ResponderEliminar

Loading...