lunes, 6 de junio de 2011

EL PIANO

El bajofondo,
el bajofondo alcohólico del mar me recibe
con un ruido exagerado: un piano
cae y me arrastra con él.
Pájaros navegan,
sonámbulos,
husmean las teclas del piano, les tiran su
aliento, van alrededor
de la caja como pompa fúnebre.
Subo a la superficie envuelta
en algas y plancton.
La soga se desprendió
de mi pie, cae
adonde descansa un piano.
¿En qué momento dejé hundirme
en el bajofondo
de pianos y de pájaros?
¿Mi voluntad eligió vivir?

Un piano descansa en el bajo
fondo del mar,
como un abismo mudo.


Para Raúl Mileo
Basado en el film La lección de piano de Jane Campion.
De La dicha, recopilado en La mitad de la verdad, bajo la luna editorial 2004 y 2008 respectivamente.

8 comentarios:

  1. Bueeeeeeeeeeeeeno, gracias; Irene

    ResponderEliminar
  2. Ah! recuerdo que oí ese texto en el cd VOCAL. Escucharte leer eleva. Abrazos. ale

    ResponderEliminar
  3. Bueeeeeeeeno, Irene

    ResponderEliminar
  4. hummm... Me sumergí y salí mientras leia... No he visto el film, pero me impresiona la posibilidad de salvación en el poema.
    Arcadia

    ResponderEliminar
  5. Mejor así, Arcadia; tenía miedo de que no fuera independiente del film. Gracias, Irene

    ResponderEliminar
  6. No siempre las persona logran desprenderse de ésas cosas que las arrastran hasta el fondo, del mar, de la vida, cuando no pueden desprenderse son presa de lo que no quieren en un plano consiente, aunque, a veces son arrastradas queriendo que así sea. Me parece que funciona como una metáfora toda, sería bueno ver la película. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Sí, te recomiendo que la veas; Irene

    ResponderEliminar

Loading...