martes, 12 de octubre de 2010

A veces el pavor no trae nada

PAVESIANA



Estoy desnuda.
Quieta y desnuda.
No soy un pájaro sino
este cuerpo.
A veces la desnudez trae el pavor.
A veces el pavor no trae nada.
Yo quisiera poder caminar desnuda
y disolverme.
**
De La luz en la ventana (Ed. El escarabajo de oro, 1982), recopilado en La mitad de la verdad, bajo la luna, 2008

6 comentarios:

  1. éste y el post anterior!! q bueno Irene, gracias (y aunque uno ya sabe, sorprende!!)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, caballero de fina estampa; Irene

    ResponderEliminar
  3. qué bueno Irene, besos, besos

    ResponderEliminar

Loading...