sábado, 13 de agosto de 2011

Sissí la emperatriz


I

La que cantaba y decía
a los gritos decía
¡yo no soy ésta, es la fuerza del destino!
ve caer las cuentas de su collar,
de a una saltan como niñas por el pasto
hasta quedar quietas, todavía dice
es la fuerza, es la tosca
fuerza del destino,
y el hilo del collar cierra
su garganta.

II

Y sin embargo la que cae
como canto a rodar, como guijarro humilde repite
yo no soy cuenta de nadie,
como piedra que se envuelve en brillo
y a lo largo de la tanza pide más cuerda,
no esta danza asmática en el agua,
pide canto.

III

Muerte de la emperatriz, Sissí,
corrías como niña por el prado, por los Alpes,
Sissí, y yo me quedé mirando
pobremente tu diadema,
era niña, Sissí,
una que no contaba.


De Poemas irresueltos, inédito

3 comentarios:

  1. bello... ah... brindo por su pluma.

    ResponderEliminar
  2. No me brinde tanto, a ver si queda beodo. Gracias, Irene

    ResponderEliminar
  3. esa es la idea, Irene. esa es la idea... pero vale el pretexto

    ResponderEliminar

Loading...